Reiteramos que nuestro horizonte estratégico es el impulso de un proceso constituyente que de lugar a la fundación de un Nuevo Estado Plurinacional, Popular y Multisectorial. Resolución de la Asamblea Social y Popular Extraordinaria

Las y los delegados de las regiones Oriente, Occidente, Norte, Sur, de la Asamblea Social y Popular, representantes de Pueblos y sus Autoridades Ancestrales, Comunidades en Resistencia, mujeres, feministas, jóvenes, profesionales y organizaciones diversas, nos reunimos en el campus central de la Universidad de San Carlos de Guatemala, el día B´elejeb´ No´j para analizar la situación actual y establecer nuestro posicionamiento y acciones que corresponden en este momento crítico de nuestra historia.

Las acciones para destituir al Comisionado Iván Velásquez y la intención del Sr. Morales de romper el acuerdo que dio lugar a la creación e instalación de la CICIG, se suman a las varias iniciativas impulsadas por la Presidencia de la República, congresistas, alcaldes y empresarios corruptos, además de grupos conservadores, que buscan retornarnos a las condiciones que se vivían durante el conflicto armado interno.

Estas acciones impulsadas por los integrantes del Pacto de la Corrupción y la Impunidad buscan hacer retroceder los pasos iniciales que se han dado en el combate a la corrupción y la impunidad, restringir los derechos de las y los guatemaltecos para imponer un modelo económico a favor de una élite que se ha enriquecido despojando a los pueblos indígenas y exprimiendo a las y los trabajadores del campo y las ciudades, para hundirnos en un régimen dictatorial en el cual se restrinjen aún más los derechos de las guatemaltecas y los guatemaltecos.

Para impulsar este modelo impulsan la aprobación de leyes nuevas que legalizan la corrupción y el saqueo, emiten resoluciones que buscan anular los derechos colectivos e individuales, despojar a las y los guatemaltecos de los pocos derechos que se han conquistado y consolidar la impunidad. Al mismo tiempo, niegan, olvidan, desnaturalizan o engavetan las iniciativas en favor de la mayoría de la población.

Con el fin de evitar la exigencia de derechos, no solo han impulsado la criminalización de las demandas sino a la vez fortalecen una estructura que cada vez más se militariza, se basa en el paramilitarismo disfrazado de empresas de seguridad, al mismo tiempo que protegen el accionar del crimen organizado que consolida un Estado mafioso.

Llamamos a los Pueblos, Comunidades, Organizaciones y Ciudadanía en general a profundizar las batallas, para no regresar a una situación y gobierno igual o peor al de Pérez Molina, hacer avanzar nuestros sueños y esperanzas que expresamos en las plazas, calles y carreteras, así como avanzar en la lucha por la transformación del sistema.

En particular rechazamos las acciones de los Congresistas y, en el marco de un ejercicio ciudadano, invitamos a todas y todos a expresar nuestro rechazo en el lugar donde ellos se encuentren, a denunciarlos y hacerles ver nuestra indignación.

Como Asamblea Social y Popular reiteramos nuestras luchas por la defensa de la Madre Tierra y en contra del modelo extractivista que pretenden imponer por la fuerza en la mayor parte de nuestros territorios.

Reafirmamos el derecho de los pueblos a la libre determinación y a la defensa de los territorios y todo lo que contienen, y alertamos que en complicidad con quienes se benefician de la violación a los derechos colectivos e individuales, están preparando una ofensiva en contra de las autoridades ancestrales, comunidades en resistencia y organizaciones que defendemos el territorio.

Rechazamos y denunciamos la explotación de millones de trabajadores y trabajadoras y trabajadores que día a día crean la riqueza de este país, pero que no la disfrutan porque la misma es apropiada por una minoría que no respeta los más elementales derechos laborales, ni la retribución necesaria para una vida digna. Esta es la raíz que explica por qué de cada 10 guatemaltecos y guatemaltecas, seis viven en la pobreza. Cuando un sistema es incapaz de garantizar condiciones de vida digna para la mayoría de la población, es más que evidente el fracaso y agotamiento de las políticas económicas en las que dicho sistema se basa.

Reafirmamos nuestro  compromiso con el combate a la corrupción y la impunidad, porque mientras el Estado se encuentra capturado por las mafias y grupos corruptos que actúan en la impunidad, no tendremos viabilidad como país, ni se podrá alcanzar el desarrollo, la democracia, el bien común y la justicia social. Por ello reconocemos y respaldamos la labor de la CICIG y el MP en la lucha contra este flagelo y llamamos a todas y todos a mantener nuestra indignación y movilización para no permitir que los tristes personajes que quieren detener y hacer retroceder la lucha contra la corrupción y la impunidad y que se han agrupado en el pacto de corruptos, nos hundan más en un país sin perspectiva.

Advertimos a quienes actúan en los procesos para el nombramiento de las autoridades del sistema de justicia que estaremos vigilantes de sus actuaciones y que la ciudadanía les cobrará la factura si defraudan el clamor y demandas de las plazas. Las movilizaciones e indignación popular y ciudadana han dejado un claro mensaje. Nadie, ni las más altas autoridades o grupos de poder están libres que más temprano que tarde tengan que rendir cuentas ante la sociedad, la justicia y la historia.

A pocas semanas de cumplirse tres años de las históricas movilizaciones del 2015, constatamos que a pesar de los primeros pasos que se han dado, el esfuerzo para derrotar a las fuerzas mafiosas que han copado el Estado debe ser mucho más profundo, de largo alcance, con mayores niveles de articulación y que no se debe detener con la renuncia de algunos personajes. Es necesario un esfuerzo conjunto para una profunda reforma del Estado que cree las condiciones para que Guatemala se encamine por la senda de la justicia social y la democracia. Por ello reiteramos que nuestro horizonte estratégico es el impulso de un proceso constituyente que de lugar a la fundación de un Nuevo Estado Plurinacional, Popular y Multisectorial.

Asamblea Social y Popular

Iximulew, B´elejeb´(9) No´j

10 de febrero de 2018