Expresamos nuestra profunda indignación por diferentes hechos de violencia, persecución y criminalización que se han suscitado recientemente en el país. Estos hechos nos hacen reflexionar sobre el menosprecio hacia la vida que provoca este sistema deshumanizante, corrupto y depredador que se impone como lógica de muerte en el país.